ArticuloDebussy

 

 

"Existían antes y en algún lugar encantadores pueblos que aprenden la música de la misma manera como respiran.

Su conservatorio es el ritmo eterno del mar, el crujir del viento en las hojas y miles de pequeños ruidos, a los cuales se dirigía su oído con gran atención, sin ver jamás esos grandes y artificiosos tratados escritos en occidente; entre tanto la música javanesa contiene un contrapunto ante el cual, el contrapunto de Palestrina es un juego de niños.

Los Annamitas ejecutan una especie de drama musical con influencia China, donde se puede descubrir una fundamento tetralógico. No hay orquesta, ni teatro, solo una necesidad instintiva de arte, creativo y reconfortante.

No significa esto que los países civilizados están siendo degenerados por los profesionales."

Claude Debussy